Memoria anual de 1916

De Wiki100_CruzRojaElche
Saltar a: navegación, buscar

Copia literal de la Memoria de actividad referente al año 1916

Cruz Roja Española
COMISIÓN DE PARTIDO DE ELCHE
Memoria Reglamentaria
Leída en la junta General Celebrada el día 28 de Enero de 1917
AÑO 1916
TIP JOSÉ AGULLÓ SÁNCHEZ
CANALEJAS, NUM 5
ELCHE
Memoria Reglamentaria

SEÑORES:

Un año ha pasado desde nuestra última Asamblea general, y otra vez nos hallamos reunidos los que componemos esta Comisión de Partido, en cumplimiento de un precepto reglamentario.

La Junta de gobierno que inmerecidamente presido me encarga la reducción de esta Memoria, y en verdad que resalta para mis pocas fuerzas tarea ardua y difícil, por carecer de aquellas cualidades necesarias para enaltecer y honrar a nuestro benéfico Instituto. Pero ya que carezco de condiciones, en cambio tengo un corazón muy grande, que unido a una férrea voluntad me allanarán los obstáculos conque pudiera tropezar al llenar mi cometido, como presidente de esta Comisión.

Lamentábamos el año pasado y en este mismo sitio los horrores de la guerra Europea, y hoy vemos con dolor que sigue con más encarnizamiento que nunca, sin que se vislumbre el anhelado momento de la paz, Y si bien es verdad que principian a ocuparse de la terminación de tan cruenta lucha, no es menos cierto que podamos abrigar una esperanza de que la paz deseada por todos, sea un hecho real y positivo.

¡Hagamos votos, porque termine cuanto antes el conflicto mundial que presenciamos, y mientras tanto estemos ojo avizor preparadas nuestras caritativas huestes, para aliviar al caldo, socorrer al desgraciado, y curar a los heridos, cuidando con solicitud y esmero a los enfermos, fin primordial de nuestra benemérita Institución!

Hecho este pequeño preámbulo a guisa de introito, voy a permitirme relataros lo mas saliente de nuestra gestión en el año 1916, contando de antemano con vuestra indulgencia y esperando el fallo resolutorio de los honorables socios de la Cruz Roja que forman esta Comisión de Partido.

LA FIESTA DE LA CRUZ ROJA

Si grande fue la «Fiesta de la Flor» llevada a cabo por esta Comisión en el año 1915, más grande, más hermoso resultó este culto festejo celebrado en nuestro beneficio y organizado por esta Junta de Gobierno, en unión de la muy digna sección Auxiliar de Damas.

Tuvo lugar el 4 de Junio, y de ella se ocuparon, y de ella hablaron para encomiarla y enaltecerla los periódicos de la localidad, por lo que me abstengo de reseñarla para que no pueda decirse al hacerlo, que pecábamos de apasionados.

Pero así como me sustraigo al relato de tan hermosa fiesta, no puedo sustraerme - porque sería injusto — a la satisfacción producida por todos los que formamos esta Junta, expresando nuestra gratitud inmensa a las bellas y distinguidas señoritas que tomaron parte en el festival, dándole realce, calor y vida a tan grandioso acto, y cuyos nombres consigno gustoso para recuerdo y satisfacción de las Srtas. Carmen y Marita Martínez, Tulita y Maria Navarro, María Lloret, Remedios y Marianita Érades, Ramona Alemáñ, Josefina Antón Mollá, Rosita Jiménez, Josefina Rojas, Angelita Gomís, Rosario Canales, Gertrudis Sánchez, Manuela Pascual, Josefina Bailón, Gloria Amorós, Asunción Mendiela, Nieves Coquillat, Elvira Muñoz, Trinidad Melendez, Emilia Jiménez y las encantadoras niñas Pepita Congil, Consuelo Martínez, Rafaela Rulz, Margarita Sánchez, Josefina Gonzálvez, Asunción Serrano y Asunción Ferrández.

No podemos dejar en olvido, expresándoles nuestro sincero agradecimiento a las entidades «Blanco y Negro» y «Coro Clavé» por su generoso y desinteresado concurso, al tomar parte en tan grandiosa fiesta, quedando muy reconocidos a la sociedad eléctrica, la «Electromotora Equitativa» por cedernos gratuitamente el fluido necesario consumido durante el festival, por alumbrado extraordinario.

La sección de Señoras de nuestra Comisión coadyuvó con el mayor entusiasmo, a dar esplendor a este festejo, que debe repetirse todos los años, para gloria del Instituto a que pertenecemos y provecho de nuestra casa de socorro, sin cuyo auxilio no podría subsistir.

AUXILIOS OFICIALES

Sigue la consignación en el presupuesto del M. I. Ayuntamiento de esta ciudad, de 25 pesetas mensuales para pago de alquileres de nuestra casa social, así como también de cíen pesetas anuales para invertirlas en material sanitario para nuestra Ambulancia y casa de socorro; haciendo constar muy gustosamente que durante el año 1916, en que ha desempeñado el cargo de Alcalde Presidente nuestro querido amigo D. Tomás Alonso Blasco, han quedado atendidas estas obligaciones con toda regularidad, y muy a satisfacción de esta Junta de gobierno.

ALUMBRADO

Continúa el Consejo de Administración de «La Popular Eléctrica» suministrando gratuitamente el fluido necesario para el alumbrado de nuestra casa social, y sería injusto no hiciera constar en esta Memoria, nuestra gratitud y reconocimiento a tan altruista y generosa asociación.

JUNTA AUXILIAR DE DAMAS

La valiosa cooperación qué por la Junta de señoras se viene prestando a nuestra Comisión, merece nuestro reconocimiento, y no seria de justicia si es ésta ocasión no expresara mi gratitud a todas las Damas que componen esta Sección, por su desinteresada ayuda en cuestaciones y rifas para el sostenimiento de nuestra casa de socorro, y muy especialmente por el noble entusiasmo demostrado en la organización de la Fiesta de la Cruz Roja, cor tanto éxito llevada a cabo el 4 de Junio, y de que nos ocupamos en otro lugar.

VARIACION DE PERSONAL

Poca variación hemos tenido este año. Salvo el nombramiento para el cargo de Vicepresidente de esta Junta, del culto o ilustrado sacerdote D. José Luis Martínez Gómez, que tan sabiamente desempeña el curato de Santa María, no tenemos que dar cuenta de otro, debiéndose esta variación a la ausencia del muy digno D. Luis Tortosa Pérez, que lo desempeñaba.

AMBULANCIA Y CASA DE SOCORRO

Son tantos y tan importantes los servicios prestados por la Ambulancia y casa de socorro durante el año 1916, que enumerarlos uno por uno, sería tarea difícil o interminable; baste saber que durante los doce meses a que se refiere esta Memoria, se han registrado 316 asistencias y primeras curaciones de heridos, o sean 84 más que el año anterior; habiendo sido calificados de graves, 8; 30 menos graves, y leves 278; y conducidos en camilla al Hospital o a su propio domicilio, 26; con lo que se ha demostrado una vez mas, lo necesaria y útil que es nuestra Institución, y el amor, entusiasmo y desinterés de los señores Médicos, Practicantes, auxiliares de la Cruz Roja, y personal de camilleros.¡ Nuestra gratitud y reconocimiento para los Facultativos y demás personal subalterno!

Sería pecar de ingratos sino consignáramos en esta Memoria, nuestro reconocimiento y satisfacción al ilustrado Médico de la localidad D. Julio M.ª López Orozco, el cual se desvive por asistir heridos en nuestra clínica de urgencia, siendo muchos y valiosos los servicios consignados en su hoja, a pesar de su independencia, por ser ageno al Instituto, y no desempeñar plaza retribuida en esta ciudad.

¡Lástima grande, que hombrea del temple y reconocido altruismo del Sr. López Orozco, no pertenezcan a la Cruz Roja!...

Yo invito en este solemne acto al Sr. López, para que venga a formar en las filas de este ejército de la caridad, con lo que honrarla a esta Comisión y beneficiaría a la humanidad doliente.

AUMENTO DE MATERIAL

La Junta de gobierno, asesorada por el personal facultativo de la Ambulancia, creyó necesario el aumento de material para la casa de socorro, y adquirió lo más útil y moderno en instrumental de curación; mandó construir una preciosa vitrina para guar­dar instrumentos, medicinas, vendajes y otros efectos propios para curar, siendo dotada la sala de socorro, de una elegante y útil mesa de operaciones, y otra mesa con tableros de cristal para curaciones; habiéndose aumentado el valor del material sanitario en unas 600 pesetas.

Así procede esta Junta, para dar un mentís a los que alejados de nosotros, no conciben el bien por el bien mismo.

NECROLOGÍA

Dediquemos un recuerdo piadoso para los que fueron, testimoniando nuestro sentimiento por las dolorosas pérdidas de consocios tan queridos como D. Pedro León Navarro Vidal, D. Lino Piñeiro Jimenez, D. José Galán Mora y D. Tomás Miralles Moltó, a cuyas familias les trasmitió oportunamente el pésame esta Junta de Gobierno.

FIESTA DE LA PATRONA

Con la solemnidad acostumbrada en años anteriores, se celebró el 8 de Diciembre en la Iglesia Parroquial del Salvador, la fiesta a nuestra excelsa Patrona la Inmaculada Concepción. Asistió toda la Ambulancia con sus banderas y banda de cornetas y tambores; la Junta de Gobierno, la sección auxiliar de Damas, autoridades y numerosos socios.

El acto religioso resultó brillante y solemne, desfilando la Ambulancia a su terminación, con la marcialidad y corrección acostumbrada en los abnegados camilleros que forman la Brigada sanitaria.

Llegados todos a la casa social fueron obsequiados por la Junta, con cigarros puros y una peseta en metálico para cada individuo.

ESTADO ECONÓMICO

No podemos considerar próspero nuestro estado económico, por más que resulte en superávit nuestro capital en efectivo; y si bien es verdad que en este año hemos aumentado ei material sanitario, y hay aumento en los gastos ordinarios, débese en gran parte a los muchos servicios prestados, que como ya dejamos dicho en lugar correspondiente, han sido 84 curaciones más, comparado con las efectuadas en el año 1915.

Podemos considerar a esta Comisión pobre y sin recursos de ninguna clase, pues si exceptuamos los ingresos oficiales de que hacemos mención en otro lugar, pocos son los que por concepto de cuotas y donativos disfrutamos. Y esta es la razón que tenemos para organizar frecuentemente Rifas, cuestaciones y festivales, para con sus productos poder cubrir aunque modestamente todos los gastos que se ocasionan para el sostenimiento de una bien montada casa de socorro, que viene prestando infinidad de servicios, cubriendo una necesidad pública, de que carecíamos en esta ciudad.

Interesa hacer constar, que al cerrar el año 1916, tiene esta Junta satisfechas todas sus obligaciones, sin que tengamos un solo crédito en contra de la Comisión, habiendo aumentado nuestro capital, como se demuestra por los estados de cuentas e inventarios que acompañan esta Memoria.

No aspiramos a formar un capital fabuloso, pero sí nos interesamos en acrecentar el fondo de reserva, por si desgraciadamentete tuviéramos que necesitarlo, por cualquiera calamidad pública que pudiera presentarse en nuestro querido pueblo.

CONCLUSIÓN

Ahí tenéis enumerados queridos consocios, aunque ligeramente, los servicios prestados durante el año 1916 por nuestra Ambulancia y casa de socorro; así como también todo lo mas saliente de la gestión administrativa de la Junta de Gobierno.

Y no debe extrañar a nadie la consoladora unidad de sentimientos entre los que administramos los intereses de esta Comisión, y los encargados de prestar los servicios de su profesión y los propios a sus respectivos cargos del personal facultativo y subalterno, pues con esa unidad se da realidad a las aspiraciones consignadas en los Estatutos de la Asociación internacional de la Cruz Roja, cuyo lema, Hostes vulnerati fratres, es la traducción más fiel al lenguaje humano del divino precepto: «Amaos los unos a los otros»; de esa Institución cuya historia desde que la inspirada pluma de Enrique Dunant, pintando los horrores y la desolación de los campos de batalla de Solferino, hizo sentir a la acongojada Europa el escalofrío, de los grandes dolores, determinando aquella explosión de caridad que concretó sus acuerdos en la pintoresca ciudad de Ginebra el día 26 de Octubre de 1863, estableciendo el famoso Convenio internacional, fundamento de la actual Asociación de la Cruz Roja, hasta el día de hoy en que desgraciadamente contemplamos con ánimo dolorido la horrible hecatombe que desangra y arruina a Europa, haciéndonos recordar las épocas más odiosas de la barbarie humana.

La historia de nuestro benéfico Instituto durante los 50 años de existencia, ha sido una serie continuada de actos de heroísmo, de generosidad, de abnegación, de constancia, y sobre todo de admirable organización, sin la cual los más puros sentimientos de caridad cristiana, las más concluyentes pruebas individuales del altruismo y de la filantropía humanas, fracasan irremisiblemente ante la magnitud arrolladora de las catástrofes que afligen a la humanidad, lo mismo en tiempos de guerra que en los periodos de paz.

A este propósito me permito hacer desde aquí un llamamiento a los legendarios sentimientos caritativos del pueblo de Elche, sin cuyo concurso seria muy difícil sostener y perfeccionar los servicios que venimos prestando en nuestra casa de socorro, y mucho más implantar otros nuevos, que consignados en los Estatutos de esta Asociación y organizados ya en otras ciudades contribuirían a conservar la fama de nuestro pueblo, y proporcionarían a todos sus vecinos las ventajas positivas de la caridad organizada; ventajas que alcanzan a todos los miembros de la sociedad sin distinción de edades, ni opiniones, ni categorías sociales.

Termino, pues, felicitando calurosamente en nombre de la Junta de Gobierno, a todos los afiliados a esta Comisión de mi presidencia, presentes y ausentes, y de un modo especial a la sección de Señoras que tan dignamente preside la entusiasta socia doña Milagros Gómez, viuda de Navarro, por su constante colaboración en pro de nuestra Comisión, despertando los dormidos sentimientos de los indiferentes y combatiendo la terrible dolencia del quietismo moral, que esteriliza toda clase de iniciativas regeneradoras de que tan necesitado se halla el pueblo de Elche.—HE DICHO